Contact Center verano La estacionalidad en los servicios de contact center

servicios de contact center

Tal y como sucede con multitud de servicios profesionales, las actividades y servicios de un contact center son sensibles a la estacionalidad. Las distintas empresas clientes de un call center tienen sus picos de actividad en diferentes momentos del año, por lo que un proveedor de servicios de contact center verá reflejada esta estacionalidad en multitud de formas: cambios en el volumen de llamadas, campañas específicas, servicios técnicos, etc.

El verano ha sido históricamente una etapa de descenso de la actividad en casi todos los sectores productivos del mercado. Sin embargo, existen muchas compañías y sectores para los que el fenómeno se da totalmente al revés, siendo la llegada del verano el pistoletazo de salida para su pico máximo de actividad.

Nuestro contact center, un espacio de lo más dinámico y cambiante a lo largo de todo el año, se transforma especialmente durante los meses de verano: esto es excepcionalmente notable en algunos sectores como el de las aseguradoras, con sus servicios de seguridad o alarmas domésticas, líneas de asistencia en carretera, etc.; el de los productos y servicios habituales de la temporada de verano como son la instalación, limpieza y acondicionamiento de piscinas, servicios técnicos de climatización y aire acondicionado… En definitiva, todos aquellos productos y servicios dirigidos al periodo estival y vacacional pueblan las oficinas de los centros de asistencia telefónica y atención al usuario.

En el caso de servicios prestados durante todo el año, como el del soporte a la venta en ecommerce, la propia estacionalidad de los productos y servicios de estas tiendas es la que marca la actividad del contact center. Por ejemplo, si se trata de tiendas online de productos escolares, durante los meses de agosto y septiembre se produce un gran pico de actividad que llega a representar el 40% del total anual, tanto en la tienda en sí como en las labores de atención al cliente.

En definitiva, en los meses de verano, la actividad de un contact center se ve totalmente modificada por las propias características del servicio, disponible tanto para las labores habituales como para los diferentes tipos de campañas estacionales que se puedan llevar a cabo.