telemarketing Cómo obtener valor a través de la voz

valor a través de la voz

Podemos definir la voz como una de las cualidades humanas más diferenciales frente al resto de animales no humanos. Esta definición, que quizá es un poco antropocéntrica de más si tenemos en cuenta los últimos avances de la zoología en identificación de las formas de comunicación animal, nos permite darnos cuenta de que la voz es sin duda un rasgo clave a la hora de comunicarnos con nuestros semejantes.

Frente al texto escrito e incluso a gran variedad de formas de comunicación no verbal, la voz posee cualidades que la diferencian como la capacidad de transmitir emociones y sensaciones. Esta capacidad, en términos publicitarios y de marketing, se convierte en una de las características que mayor juego permiten.

¿Qué puede aportar la voz a nivel empresarial?

La voz es cercanía y confianza; un espacio para la generación de empatía entre las dos partes de una conversación. Desde el punto de vista del sector privado, las aplicaciones de la voz son múltiples: desde la publicidad en medios audiovisuales hasta piezas de branded content como pueden ser los podcast patrocinados, pasando por actividades ya clásicas como el telemarketing.

El telemarketing se define como una forma de marketing directo en la que un gestor utiliza un medio de comunicación —principalmente el teléfono— para contactar con clientes potenciales y comercializar de esta manera productos y servicios.

Entre las ventajas del telemarketing encontramos varios beneficios. El primero y más evidente, la propia comunicación directa que se establece entre la marca y el cliente o potencial cliente. Esta comunicación directa permite tener el control total sobre el mensaje y recibir el feedback del cliente de primera mano. Otra ventaja importante es su precio: al no incurrir en tantos costes fijos como el resto de tipos de publicidad, el telemarketing resulta ser una forma de marketing directo más económica. Otra ventaja importante es la que supone para el cliente, que podrá adquirir un producto o servicio a través del teléfono, sin tener que desplazarse a un punto de venta o de servicio.

Contar con un equipo de gestores que se encargue de las labores de telemarketing de la empresa es una demostración de confianza en la voz como medio para llegar a los públicos de una marca que sin duda implicará una diferencia positiva en los resultados.